lunes, 3 de diciembre de 2007

El circo sexual: entre disfraces y maquillaje

Por Daniel Fernández.

El sol desaparece y da paso a la noche. La vida sexual dentro de una carpa se transforma y pasa de ser un circo cotidiano a uno en donde las luces, las lentejuelas y el cosmético excesivo se dan a conocer por entre el público. Cada noche renace el circo Timoteo...

Son las 10 de la noche y la luna se asombra por entre algunas grietas de la carpa del Circo Show Timoteo, el nombrado show de travestis y homosexuales, un espectáculo de principio a fin, tal como el presentador lo anuncia: artistas de la noche que no se ven en cualquier parte.

A eso de las 10:20 comienza el show. El presentador con una cordial bienvenida, le da las gracias al escaso, pero no habitual público, que asistió esta vez a la carpa ubicada en la rotonda Grecia. A esto le prosiguen los malabaristas, un travesti –que se multiplica en cada escena del show- más un robusto sujeto realizan un accidentado, pero gracioso espectáculo.

Luego payasos. Le siguen elencos de baile, bailan canciones como A quien le importa le dan vida a la noche bajo la carpa. El grupo de baile Liberty Dance aparece en cada intermedio de cambio de escenario. Tres travestidos forman parte de otro grupo, llamado Las Pandoras que es una parodia de un grupo musical amoroso, pero que se muestran de una forma algo graciosa realizando gestos sexuales que cada vez animan mas al público.

La Loca de la Cartera dice presente, el ahora disfrazado gordo malabarista, se viste con una malla y un bikini; y saluda al público, por mientras que el animador anuncia que en esta parte del show se interactúa con la audiencia presente. Entonces “La loca de la cartera” arroja su cartera a los hombres que se encuentran sentados en las sillas y al que le cae, se hace merecedor de tocar su inmensa humanidad y que el se le siente por entre sus partes íntimas.

“Gracias público, nuestro bello público. Somos así, diferentes y felices”, se despide Yahaira Martínez, último en ingresar al ya desinhibido proscenio, agradeciéndole a las 70 personas que asistieron. La gente se retira feliz, luego de casi dos horas de risotadas, riéndose del travestismo y mirando raramente las plumas de los artistas del distinto, pero notable show Timoteo.

1 comentario:

Lady_Tamy dijo...

hay mas informacion no se pagina web del circo o face de algunos es k son geniales lo pase increible