lunes, 3 de diciembre de 2007

Editorial

¿Orgullosos del carnaval?

“El orgullo gay es una batalla que pretende situar a los homosexuales, travestis, drag queens y toda aquella gama marginada de opción sexual como iguales ante el resto de la sociedad”.


Hasta hace no mucho tiempo, el equipo de Beso Negro visitaba el fotolog de una amiga autodeclarada lesbiana. No nos impactaron sus imágenes, ni siquiera nos cuestionamos su opción –muy legítima, por lo demás- e incluso aplaudimos su valentía en un país aún tan conservador como éste. Lo que sí nos impactó es que daba a conocer su descontento con el movimiento gay.

El descontento se fundamenta en la poca incidencia de protestas o grandes eventos organizados por gays sobre la sociedad, es decir, toda la alharaca que hacen es en vano. Las reivindicaciones y la búsqueda por el respeto a la libertad sexual jamás lograban materializarse. Al final, todo se quedaba en los globitos, besitos en la vía pública, música electrónica y una calle totalmente sucia. Un carnaval sin ningún fin político.

Todos los 28 de junio se celebra el famoso Día del Orgullo Gay, pero la gran mayoría de sus manifestantes no tiene idea del origen de esta fecha. El día del orgullo gay, que hoy se celebra carnavalescamente, es la fecha en que se conmemoran los disturbios de Stonewall.

Stonewall Inn era un bar gay de Nueva York, donde una redada organizada por la policía norteamericana, en 1969, provocó el enfrentamiento entre la fuerza pública y los homosexuales y transformistas que frecuentaban el lugar. Durante varios días, movidos principalmente por la discriminación por parte de la autoridad y la muerte de Judy Garland, icono gay de la época, por una sobredosis de barbitúricos.

Stonewall es un ejemplo de que el orgullo gay. Es una batalla que pretende situar a los homosexuales, travestis, drag queens y toda aquella gama marginada de opción sexual como iguales en derecho ante el resto de la sociedad. Que busca el respeto a la diferencia. No es un carrete donde, con bombos y platillos, los gays se exhiben frente a los demás. Es mucho más que eso.

El descontento de nuestra amiga apunta a que el movimiento gay que sólo se manifiesta en carnavales puede llegar a banalizar las demandas políticas y perderse entre banderas multicolores que no las instalan en el debate público.


Equipo Beso Negro

Reportaje

Una batalla contra la hostilidad.
Travestis en el puerto, la lucha contra la discriminación


Han sufrido desde golpizas y homicidios hasta manipulación política. Esos son los riesgos de ser un travesti porteño. Sin embargo, sindicatos como Afrodita en Valparaíso o la agrupación Alianza Trans, han sabido darle un vuelco a la situación, aunque aún queda mucha tarea por hacer.

El puerto siempre ha sido un buen sitio para el negocio del comercio sexual. Desde todo Chile y Argentina llegaban las prostitutas y drag queens más cotizadas con el fin de hacer que un marinero solicite sus servicios el día que llegaba un gran buque a desembarcar.

No es de extrañar, entonces, que una de las mayores concentraciones de travestis de nuestro país encuentre refugio en Valparaíso.

Pero para estos individuos la vida en el Patrimonio de la Humanidad no ha sido nada fácil. Según ellos, ha habido un fuerte incremento de ataques hostiles en su contra, tanto físico como verbal y desde distintos actores sociales.

Esto concuerda con el aumento de organizaciones neonazis dentro de la región, grupo altamente agresivo contra el oficio sexual de los travestis, por lo que estos suelen terminar sus noches de trabajo con una paliza o, incluso, la muerte.

“Apenas se oscurece, tenemos que luchar con el miedo que algún hijo de puta nos venga a pegar” Afirma Myryam, travesti de 25 años que suele circundar las calles del puerto de mis amores.

Pero la discriminación no empieza ni termina en este pequeño grupo de reaccionarios. La muerte de Wendy (Anselmo Vivanco) por Sida, debido a la descuidada asistencia que recibió en el hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, tras haber ido en cinco oportunidades de urgencia, fue uno de los hechos que más golpeó a la comunidad travesti y que inspiró a Carolina Adriazola para hacer su documental Montgolfier.

El comercio sexual es uno de los principales agentes que perturban socialmente. Motivo de reclamo para un colectivo evangélico que se hace llamar Los valientes de David, quienes han iniciado una serie de campañas en contra del sindicato travesti.

El último eslabón que se colude contra la comunidad es la clase política. Políticos que usan a los travestis como parte de su campaña electoral y luego los dejan botados sin cumplir ninguno de los compromisos con la comunidad. Los dardos apuntan al senador Nelson Ávila, que sólo se ha preocupado para cuando haya que salir en algún medio.

En definitiva, en el puerto los travestis viven un verdadero complot en su contra. Víctimas de la discriminación no se han quedado de brazos cruzados. La misma creación del sindicato el año 2000. Las famosas fondas transformistas que se iniciaron el año 2003 y que hoy ya son parte del parque Alejo Barrios. La búsqueda de otros medios de producción que no tengan que ver con el comercio sexual, como talleres de peluquería, programas de reconversión laboral, etc. Permiten integrar de distinta manera a estos actores sociales.

Los travestis saben que si no logran erradicar la intolerancia y la discriminación les será imposible hacerse un espacio en esta sociedad que los excluye hostilmente. El llamado es a cooperar con la integración de todas las organizaciones sociales como este sindicato.


“A Valparaíso llega tanta gente de San Felipe y Los Andes que no tienen ni para la micro.” Afirmó Zuliana, presidenta del sindicato Afrodita en una entrevista para la revista Opusgay.

Una de las principales demandas de los travestis, la cual consistía en la construcción de una sede para el sindicato, fue acogida pero jamás cumplida por el senador Nelson Ávila. Finalmente, a la comunidad se le entregó una sede que carece de los servicios básicos de agua, luz, etc.





La sexualidad vista desde otro enfoque: Wena Naty

Por Sebastián Sepúlveda.

Nuestra sociedad no puede negar el aumento exponencial de la promiscuidad que los adolescentes presentan en los últimos años. Sí, padres, madres y abuelos, sus pequeños de catorce años ya están teniendo sexo. Así lo indica el aclamado reportaje “Vírgenes en llama” publicado en la revista “Paula” hace algunos años, Donde ginecólogos, pediatras y sicólogos aluden a conductas casquivanas de un porcentaje de señoritas del barrio alto.

Una televisión cargada de erotismo y sensualidad, padres poco presentes y faldas cada vez más cortas, parecen ser la fórmula para sobre estimular a las hormonales mentes de la generación de pokemones y pelolais. Las adolescentes practicarían de todo exceptuando el coito mismo, considerándose aun vírgenes. Sin embargo, frente a entrevistas sicológicas, reconocen una autoestima deteriorada.

Todo lo in en la cultura adolescente que se esta gestando parece una invitación constante al sexo. Tomemos por ejemplo la letra de una canción de reggaetón de Wisin y Yandel, cantantes cuyas producciones suenas en todas las fiestas y carretes del país. salte, si no estas bailando con ella, si no estas perreando con ella, salte, para hacerle rakata, rakata, si se me pega voy a darle rakata, rakata, esta noche quiero hacerle, rakata”.

O bien una canción de Aventura, gran banda musical que se ha inclinado hacia el reggaetón en sus últimas producciones para hacer el peso en el mercado. “Hoy es noche de sexo, voy a devorarte, nena linda, hoy es noche de sexo, y voy a cumplir tus fantasías, hoy es noche de sexo (Ayyy!), voy a devorarte, nena linda, hoy es noche de sexo, lo juro por Dios que esta noche serás mía”.

Pero no podemos atribuirle todo este gran fenómeno al reggaetón. Como los mismos especialistas destacaron en aquel reportaje, y lo siguen haciendo en televisión en programas como Hola Andrea y Aló Ely, la familia juega un rol fundamental. La permisividad de algunos padres, la poca comunicación y el hecho de que pese a encontrarnos en el siglo XXI el sexo sigue siendo un tema tabú para muchos chilenos, también son factores que originan el fenómeno.

El caso de wena naty, video que circulo en internet sobre una adolescente realizando una felación, sirvió tal vez para que incluso los sectores más conservadores de nuestra sociedad abrieran los ojos. Marcela Music, sicóloga infanto juvenil, señaló en TVN que el caso daba cuenta de “un feroz llamado de atención”, y que los adolescentes tienden a separar “sexo” y “amor”.


La joven de tan sólo quince años, fue expulsada del establecimiento educacional en el que se encontraba, por hacer algo no muy diferente a lo que probablemente realizan sus pares, simplemente tuvo la mala suerte de haber sido grabada. El daño provocado, por sus compañeros, internet, y los mismoa medios que no siempre son sabios para tratar este tipo de temas, tardará en sanar en el corazón de la estudiante.


La solución, la respuesta al conflicto, ¿no se encontrará condensada y resumida en una sola palabra? Será esta “amor”. Carencia de autoestima, de amor propio, llevan a tener poca consideración cuando se trata del cuerpo propio. El separar amor y sexo, no es tema viejo, pero que adolescentes de catorce años puedan llegar a ser tan frívolos parece inverosímil.


No importan las horas de educación sexual, las polémicas campañas de prevención del sida, o los muchos grupos religiosos promoviendo la abstinencia sexual. El problema radica en el corazón de estos jóvenes van camino a ser adultos. ¿Qué será de ellos cuando los pokemones y los pelolais evolucionen?


En la adolescencia es cuando la futura personalidad del adulto se define, junto con ello, la sexualidad. Más allá de principios éticos o morales, tanto profesores, como padres deben abordar el conflicto de raíz. Las familias a involucrarse en el tema. Si su padre nunca le habló respecto al sexo, y su madre tampoco, y aun así logró tener una sexualidad normal, su hijo o hija tal vez no tenga la misma suerte.

Ya sabemos que se esconde detrás de esa promiscuidad, de esas letras de contenido erótico, por no decir pornográfico. El gobierno, el Ministerio de Educación ya intentan cumplir con su parte. Es hora de que la sociedad se sume a la iniciativa y se haga responsable. Los adolescentes no son tontos ni sordos, pero si nadie les habla, si nadie se acerca a escucharlos, ¿cómo sabrán lo que es bueno?

Sexo gratuito a través del tubo de internet

Por Daniel Fernández
No había que esperar mucho para que surgieran algunas versiones pornos del sitio de fama mundial: Youtube. Es que el no surgimiento de estas nuevas páginas de internet que ofrecen sexo gratuito sería un desperdicio comercial para quienes lucran con el sexo, más aún cuando se les da un nombre muy parecido como Yuvutu, Youporn, Pornotube.

Al igual que pasó con los fotolog, que tiene su versión porno (sexflog.com), Youtube ha encontrado su clon triple X en la red: el Youporn. No precisamente ha encontrado, sino que estos sitios han decidido llamarse así aprovechándose del éxito de su compañero multimillonario.

La idea de estas páginas es la misma que Youtube, su estructura es bastante parecida; y la idea es promocionar videos cortos a través de Internet. No son películas pornográficas completas, si no que son videos de corta duración (a lo más 20 minutos) que son subidos por usuarios que interaccionan en la red con el sexo. Youporn y Pornotube se diferencian ligeramente del sitio Yuvutu; ya que este último esta confeccionado especialmente para subir videos de carácter casero o amateur.

Con secciones iguales a las de “Tu Tubo”, con los videos más votados y los más vistos, el sitio mantiene el mismo espíritu mostrando a parejas, tríos y orgías de todo el mundo. Inclusive, puede apreciarse parejas del mundo que jamás han tenido una posible difusión de su sexualidad: existen videos del medio oriente: específicamente de Irak y Arabia.

Podemos encontrarnos entonces, con que estos sitios ayudan a la difusión del sexo desde el hogar, al igual que Youtube, en donde los jóvenes suben videos que captan con sus celulares o cámaras digitales: aquí es lo mismo, algunas parejas o personas que gustan mostrarse pueden subir sus videos y publicarlos instantáneamente a todo el orbe mundial. Las cifras son impresionantes: el video más visto tiene más de 1.300.000 visitas en solo una semana, aunque el resto no se queda atrás y todos superan las 500.000 visitas.

Sin embargo cabe mencionar, que esto puede servir como un servicio de prostíbulo virtual, ya que muchas veces los videos subidos son propagandas de chicas que ofrecen sus servicios sexuales y especifican directamente en el video como se les pueda contactar. Es necesario en este caso un administrador que trate de verificar que esto no suceda y ver que solo se realice el libre intercambio de imágenes sexuales, motivo por el cual fue construido tal sitio.

Poesía entre féminas

Por Daniel Fernández.

"Cuando viniste, tú eras semejante al vino tinto y la miel
Y el gusto de ti encendió mi boca con su dulzura

Ahora eres como el pan de la mañana

Suave y placentera

Apenas te degusto puesto que conozco tu sabor

Pero estoy completamente saciada".

Amy Lowell

No es difícil buscar poesía lésbica entre los miles de libros de literatura que existen. Hace algunos días buscando poemas de escritores famosos como Mario Benedetti y Pablo Neruda, me encontré con un link en Internet que trataba sobre poemas del carácter homosexual en lo femenino. Mi impresión a primeras fue de desconcierto: ¿de que se podía tratar la poesía lésbica?, es decir, ¿que elementos literarios, aparte de lo referente a la condición homosexual está presente en estos poemas?

Algunas escritoras son conocidas como Gabriela Mistral, la cual es hasta hoy en día criticada por su posible condición lésbica: cómo si el ser homosexual le impidiese realizar poesía. Otros autoras como Audre Lorde, reconocida siempre como lesbiana, nos destalla con su poesía que trata de explicar los problemas de ser homosexual dentro de una sociedad altamente machista y globalizada. Con poemas como: ¿Quién dijo que era simple? y Mujer; Lorde no nos deja mucho a la imaginación y de antemano nos expresa su deseo de expresar abiertamente su condición sexual.

También podemos ver en la antigüedad como Safo fue la primera en incursionar en este tipo de poesía y nos da pie para pensar que esto no es nada nuevo, ni debe ser tratado como una moda; si no como un estilo literario en el que el poeta busca su inspiración en mujeres y en su cuerpo tan armónico y hermoso. Safo ha sido probablemente la poetisa más traducida y más imitada de la antigüedad clásica y principalmente a ella se le atribuye el término lesbiana; ya que vivió toda su vida en la isla de Lesbos, donde dio realizó su tan aclamada poesía.

En fin, la poesía lesbiana trata de desmarcarse de ese eterno problema discriminatorio, por tratarse de una oda a la homosexualidad. Las literatas tratan de realizar esta poesía con algún grado de personalismo y no se enmarcan en una corriente literaria. Solo le escriben a la belleza de las mujeres, de su mismo sexo. Nada raro, pero si algo muy hermoso que sin duda alguna dan ganas de leer.


El circo sexual: entre disfraces y maquillaje

Por Daniel Fernández.

El sol desaparece y da paso a la noche. La vida sexual dentro de una carpa se transforma y pasa de ser un circo cotidiano a uno en donde las luces, las lentejuelas y el cosmético excesivo se dan a conocer por entre el público. Cada noche renace el circo Timoteo...

Son las 10 de la noche y la luna se asombra por entre algunas grietas de la carpa del Circo Show Timoteo, el nombrado show de travestis y homosexuales, un espectáculo de principio a fin, tal como el presentador lo anuncia: artistas de la noche que no se ven en cualquier parte.

A eso de las 10:20 comienza el show. El presentador con una cordial bienvenida, le da las gracias al escaso, pero no habitual público, que asistió esta vez a la carpa ubicada en la rotonda Grecia. A esto le prosiguen los malabaristas, un travesti –que se multiplica en cada escena del show- más un robusto sujeto realizan un accidentado, pero gracioso espectáculo.

Luego payasos. Le siguen elencos de baile, bailan canciones como A quien le importa le dan vida a la noche bajo la carpa. El grupo de baile Liberty Dance aparece en cada intermedio de cambio de escenario. Tres travestidos forman parte de otro grupo, llamado Las Pandoras que es una parodia de un grupo musical amoroso, pero que se muestran de una forma algo graciosa realizando gestos sexuales que cada vez animan mas al público.

La Loca de la Cartera dice presente, el ahora disfrazado gordo malabarista, se viste con una malla y un bikini; y saluda al público, por mientras que el animador anuncia que en esta parte del show se interactúa con la audiencia presente. Entonces “La loca de la cartera” arroja su cartera a los hombres que se encuentran sentados en las sillas y al que le cae, se hace merecedor de tocar su inmensa humanidad y que el se le siente por entre sus partes íntimas.

“Gracias público, nuestro bello público. Somos así, diferentes y felices”, se despide Yahaira Martínez, último en ingresar al ya desinhibido proscenio, agradeciéndole a las 70 personas que asistieron. La gente se retira feliz, luego de casi dos horas de risotadas, riéndose del travestismo y mirando raramente las plumas de los artistas del distinto, pero notable show Timoteo.

Perfiles.

Domina Tigreza, oferta de sadomasoquismo:
"No se queden los demás con cara de susto o rechazo sobre el tema"

Muy poco se sabe acerca del sadomasoquismo en Chile. Muchas veces es visto como algo anormal y la gente que lo practica es catalogada de enferma mental.

Por Gonzalo Pérez.

Domina Tigreza es una mujer de 20 años, estudiante de sociología, que comenzó a realizar prácticas sadomasoquistas a los 14 años. Desde ese momento convirtió el BDSM, término ligado a la sumisión y dominación, en un estilo de vida.

Ella accedió a dar esta entrevista con el deseo de interiorizar a la gente acerca de estas prácticas, sacar el estigma de estas como sólo violencia y golpes duros, como ella menciona. El BDSM es más que eso, es una verdadera relación de entrega entre el amo(a) y el sumiso(a), otra forma de encontrar placer.

Las prácticas sadomasoquistas son todavía muy mal miradas y existe una fuerte discriminación, pero no se sabe lo suficiente del tema, como para poder opinar con claridad respecto a esto. Es por eso que esta dominatriz ha creado su propio espacio (domina-tigreza.blogspot.com) para así poder interiorizar a la gente.

Empezó estas prácticas por gusto propio y lo sigue haciendo, esta dominatriz que aún sigue siendo virgen, decide no cobrar, ya que para ella esto es más bien una relación de entrega total.

-¿Por qué decidiste empezar a realizar estas prácticas sadomasoquistas?

- Comencé a los 14 años, gracias a un amigo que un día, cuando fui a su casa, como muchas veces lo había hecho, me confesó que era sumiso. Me explicó un poco este nuevo mundo que era desconocido para mí y me pidió si yo podría dominarlo. Que el me indicaría cómo, pero no hubo mucho que indicarme desde el primer momento que lo amarré, torturé, etc. Desde ese momento, afloró en mí una nueva sensación, un gusto muy exquisito y un gran deseo de poder dominar.

-¿En qué consiste el sadomasoquismo que practicas? ¿Qué tipo de cosas haces?

-Las prácticas que hago son el spanking, penetración anal, trampling, lluvia dorada, uso del calor, fisting, control del orgasmo, fetichismo, dog training, feminización, vampirismo, entre otras.

-¿Cuál de todas las prácticas que realizas te gusta más y cuál te gusta menos?

-No hay ninguna que no me guste, y mis favoritas son el spanking, feminización, penetración anal, y vampirismo.

-¿Cómo es la mayoría de la gente que acude hacia ti para realizar estas prácticas, si se puede formar un perfil de las personas que practican el sadomasoquismo?

-No hay un perfil. Simplemente gustan del BDSM, se excitan y llegan al orgasmo con tan sólo humillarlos, darles sufrimiento, etc.

-¿Cuál es la satisfacción que se da al practicar el sadomasoquismo y por qué la gente decide realizar estas prácticas?

-Es placer. Aunque este se ha desvirtuado gracias a prostitutas que no son dominatrices, sólo lo hacen por el dinero, tampoco es sexo (Penetración anal, vaginal a la domina) el BDSM, sino sólo otra forma distinta de disfrutar, además aún existe una fuerte discriminación. Se habla más de los amos y sumisas, muy poco de las amas y los sumisos.

-¿Cuál es la relación que se da entre el amo(a) y el sumiso(a)?

-Es una relación en la cual los dos deben disfrutar por igual, en donde se hace un acuerdo de los límites de parte de los dos, en el cual la relación se basa en disfrutar y tener un conocimiento mayor día a día.

-¿Qué es lo más raro que te han pedido realizar?

-Nada es raro, por el contrario, somos diversos. Todos tenemos distintos gustos.

-¿Cuál es el juicio de la gente con respecto a las prácticas sadomasoquistas?

-Es discriminado. Creen que es solo golpes, pero el BDSM es mucho más que eso. Es una entrega total, una relación entre el ama/o y el sumiso/a.

-¿Qué opinas que las personas que practican el sadomasoquismo sean catalogadas por algunas personas de enfermos mentales? ¿Cuáles son los estereotipos que se forman de la gente sadomasoquista?

-Es uno de los tantos temas que no se tocan abiertamente, además, siempre ha sido discriminado y tildado como una enfermedad, algo de lo que están muy equivocados, ya que es solo un gusto más en una persona, todos somos diferentes.
Ojala pueda hablarse con mas naturalidad del
BDSM y no se queden los demás con cara de susto o rechazo sobre el tema, aunque los que lo seguimos tenemos culpa igual, porque la mayoría de nosotros lo vivimos en secreto, sin que nadie lo sepa. En mi caso ya no es así. He contado que me gusta el BDSM y que soy dominatriz, mis amistades ya lo saben, para muchos obviamente fue chocante, pero entendieron que era un gusto sexual y disfruto con eso, no es algo malo para mí, por eso decidí contarlo.

Espero que en la sociedad en algún momento llegue a ese día donde toleremos la diversidad.

-¿Qué le dirías a esa gente y a la sociedad conservadora que los mira a ustedes como enfermos por practicar el sadomasoquismo?

-Que todos tenemos distintos gustos. Si ellos lo encuentran raro, entonces creo que muchas veces es porque la mayoría de la gente ni siquiera sabe lo que le gusta. Siempre digo que, como primera tarea, hay que conocerse a sí mismo y encontrar lo que nos gusta en todo ámbito, ya que muchos sólo vienen hacia a mi por sexo o por ganas de probar cosas, en las cuales estoy en desacuerdo con el probar, porque esto genera frustración, en andar probando por la vida, en cambio es mejor hacer algo porque sientes atracción, te excita la idea de ser dominado, etc.

-¿Qué opina tu familia sobre que realices prácticas sadomasoquistas?

-Nada, porque no tengo buena comunicación con ellos de ningún tema.

-¿Te genera algún obstáculo la relación entre el estudio y el BDSM?

-Para nada.

-¿Qué haces tú para evitar que el sadomasoquismo no sea una práctica discriminada? ¿Cómo se puede solucionar este problema?

-Con la educación se puede evitar la discriminación del BDSM, es por eso que cree mi blog, para tratar de educar un poco más a las personas, pero aún falta mucho en este tema.

-¿Trabajas en algo, ya que no ocupas el sadomasoquismo como una práctica que te genere fines de lucro?

-Sí.

-¿Te genera algún problema en tu rutina diaria practicar el sadomasoquismo?

-Para nada.

-¿Eres feliz en este momento de tu vida? ¿Qué te gustaría cambiar?

-Soy muy feliz, no cambiaría nada.


Bocabajo

Por Siete.
Cuentos para esperar la micro.

Ya casi tres vueltas en auto alrededor de la plaza y los cabellos de ella seguían atados a la guantera. Repentinamente, tras haber cercado la isla de arbustos y niños, la halló pérdida en un libro y reconoció como caía trenzado por su hombro aquel pérfido vestigio suyo que reposaba en un rincón de su acorazado corcel metálico. Ella notó su presencia y presionó el librillo tantas veces hojeado. Y entonces la cursilería modesta de un cambio de luces de vehículo a banquillo. De ojos a labios. De ojos a pechos.

Su sonrisa barata y encantadora. Ella le ríe a lo lejos y simula nuevamente volver a su empedernida lectura. Él, aún dentro de su refugio de macho, apaga el motor del vehículo. Se rasca la entrepierna, sudada por la jornada y se baja de la nave que lo cela sagaz en las avenidas.

Caluroso el día que caldea la plazoleta. El grito de los niños, el chirrido de un columpio abandonado.

Las hojas crujen al paso del hombre. Cruza el jardín con las manos dentro de sus bolsillos, como ocultando las labradoras herramientas por la incómoda rutina de su presencia en la plaza.

Lo recorre con sus ojos de gata poblacional. El uniforme impecable que la aprisiona como botella, empaquetada de rosa y el maquillaje transpirado que se difusa con el sol.

Se sienta recién, frente a ella, y extiende sus manos, abarcando casi todo el banco, como queriendo poseer de la misma forma un futuro que no tiene.

Abre sus piernas desnudas para cambiar de lado, ahora la izquierda descansará sobre la derecha. Y es en esa agónica fracción de segundo en que fija su mirada en el oscuro abismo sombreado que se abre en el cambio de piernas. Y de cómo apoya con suavidad un muslo sobre otro. Sus muslos firmes cruzados con los suyos, presionándolos como poseyéndolos. De como ella ahoga la almohada con sus dedos cuando él la sujeta por las caderas y susurra secretos en sus pezones erguidos. Un gemido rasgado entre las sábanas, la respiración boca abajo contra el colchón. Una gota de sudor que cae de la frente morena al circular vientre que lo preside, la lengua humedeciendo los cuerpos. El orgasmo agitado en su oído.

Él vuelve a estirarse en el banco. Ella reposa con el libro en el banquillo del frente. El deseo es ella refugiada en la guantera. Él vive atrapado en las letras del libro que sostienen sus manos. Y el faro de la plaza enciende las luces de pantallas rotas, mientras la tierra les empolva la cara, frente a frente, a la distancia.

ESCORTS, hombre que hacen "de todo"

Por Sebastián Sepúlveda
Es cierto, escort parece un eufemismo para prostituta, pero qué término podría quitarle el carácter peyorativo a la palabra que se utiliza para designar “el oficio más antiguo del mundo”. Trabajador(a) sexual, o del comercio sexual son las más utilizadas, sin embargo en anglicismo escort otorga elegancia y cierto nivel de profesionalismo al oficio.

Los servicios de escorts (acompañantes), personas que trabajan ofreciendo compañía, masajes, caricias y sexo, ya no son entregados exclusivamente por mujeres. Prácticamente todas las agencias de escorts que cuentan con páginas web, tienen una sección de “varones”: sexourbano.cl, caprichos.cl, topsex.cl, damesexo.cl, o secrets.cl, una agencia exclusivamente de escorts masculinos.


La mayoría de los hombres que ofrecen estos servicios son de origen extranjero, principalmente argentinos, brasileños y uruguayos. Así mismo, casi todos ofrecen sus servicios tanto a mujeres como a hombres y parejas. También cuentan con departamento privado, la mayoría cercanos a las estaciones de Metro que se encuentran entre M. Montt y Tobalaba.

Los valores varían entre los 20.000 y 70.000 pesos la hora y pueden ser con visita a domicilio o en el departamento del escort. Estos hombres cuentan ya con lubricantes y condones para la atención de sus clientes. Operan bajo ningún marco legal, ni poseen certificados sanitarios como en otros países europeos. Llegan con el permiso de turista y ejercen su oficio por periodos de 1 a 3 meses (en el caso de los extranjeros).

Es con la inquietud de conocer más sobre la vida de estos hombres que Beso Negro decidió contactarse con uno de ellos y entrevistarlo. En un departamento a medio amueblar, a pocas cuadras de Metro Tobalaba, nos recibe un sujeto rubio oscuro, de ojos verdes, de un metro ochenta o más de alto y de contextura atlética, musculado.


- ¿Me puedes dar tu nombre, edad y ocupación?
- Dejémoslo en Sansón jajaja.., tengo 24 años y soy stripper, modelo y escort y aveces hago de promotor.

- ¿Desde cuando te dedicas a ser escort y cómo se dio?
- Hace año y medio que empecé en esto. Cuando trabajas como stripper, te ofrecen a cada rato plato por sexo. Ahí caché que podía hacer más plata como escort que como cualquier otra cosa.


- ¿En qué consiste tu trabajo como escort?

- Bueno, la gente me llama a mi celular, me pregunta si de verdad soy yo el de las fotos (fotos de la agencia en internet) y si de verdad la tengo tan grande jajaja, les doy mi dirección o ellos me dan la suya; cuando es a domicilio cobro cinco lucas más. Y luego se hace el asunto no más. Ah, pero siempre cobro por adelantado.

- ¿Cuál es el tipo de persona que más contrata tus servicios?
- La mayoría son gays que no han salido del closet, la mayoría pasivos, de 26 años o más, que están trabajando y tienen plata para pagar.


- ¿Al atender a hombres también, como definirías tu orientación sexual?
- Es que no me defino, la mayoría de mis relaciones (amorosas) han sido con mujeres pero también me he metido con weones, aunque ahí la wea era más que nada calentura jajaa. No soy hetero, ni gay, pero bisexual tampoco me gusta, porque me suena a pendejos en la Blondie que tiran con la amiguita y después con el amigo.


- ¿Cuáles son los limites que pones en tu trabajo, que cosas nunca harías?
- Nunca tendría sexo sin condón, nunca practicaría el sadomasoquismo, no me metería con menores de edad, nunca atendería a más de dos personas a la vez, ni a gente sucia o con aspecto enfermo. Tampoco dejo que graben o tomen fotos.


- Y la última pregunta, ¿qué crees tú que se necesita para ser escort?

- Tener aguante físico, bueno cuerpo, ojala buena verga pero no es excluyente. Ser medio actor también, tení que hacer creer a la gente que lo estai pasando bien. Oye…


- ¿Si?
- Dices que tu revista se llama Beso Negro y ¿no me vas a preguntar por el beso negro?

- Ah, sí, es que esa pregunta la guardamos siempre para el final, es pregunta aparte, jaja. ¿Qué piensas del beso negro?
- Es una de las mejores cosas del sexo, me encanta que me lo hagan, pero yo no se lo hago a ningún cliente, solo a las parejas que he tenido. Creo es la forma mas segura de pegarse una hepatitis.


- Muchas gracias por tu tiempo “Sansón”.

- Gracias a ti. La única “forma legal” de prostitución en nuestro país es el de las personas que con carné sanitario al día que trabajan en locales con licencia de cabaret o boite. En la legislación chilena, la prostitución no esta especificada como delito, pero si lo esta la explotación sexual de otros. Los vacíos legales en torno al tema son muchos.

La única “forma legal” de prostitución en nuestro país es el de las personas que con carné sanitario al día que trabajan en locales con licencia de cabaret o boite. En la legislación chilena, la prostitución no esta especificada como delito, pero si lo esta la explotación sexual de otros. Los vacíos legales en torno al tema son muchos.

Oferta sexual en Chile: del clásico burdel al “relax”

Por Franco Pardo.
El cobrar por “un polvo” dice relación con la condición humana. Sexo por placer, placer por dinero. La ecuación es sencilla, sin embargo, la manera en la que nuestra sociedad enfrenta este hecho dista considerablemente de lo que la razón indica como realidad inapelable.

Desde los primeros años del siglo XX, a partir del proceso de industrialización Chile, se incrementó repentinamente el número de habitantes de las urbes y los principales centros mineros del norte, a través de una gran migración campo-ciudad, como también de países vecinos. Con ello, llegaron de la mano la hacinación, la pobreza y la desigualdad, por un lado, y por otro, la calentura y un par de chauchas en los bolsillo de los obreros, dispuestos ha saciar su lívido desprendiéndose de parte de su miserable salario. Sin embargo, la prostitución es transversal, toca a todos los segmentos de la sociedad por igual. Como no recordar la película Julio comienza en Julio, donde el patrón y su hijo, su capataz y sus peones, tenían en el burdel del pueblo su único punto de encuentro, donde todos, desnudos en los catres de las chiquillas, eran iguales. También ejemplificadora del oficio es la novela La Reina Isabel cantaba rancheras, de Hernán Rivera Letelier, donde cuenta la historia de putas como “la Ambulancia” y su importante labor en las oficinas salitreras. Ante la soledad de muchos mineros llegados de tierras lejanas en busca de oportunidades, las meretrices desempeñaban un papel mucho mas allá del mismo acto, convirtiéndose en confidentes que escuchaban con abnegación las penas de sus clientes y los consolaban en su regazo.


En el Santiago de mediados del siglo XX, los puticlubs se reproducían como callampas en la humedad. Estación Central y Diez de Julio eran por excelencia los centros del polvo rentado. Locales como La Nena de Banjo eran visitados por obreros y políticos, trabajadores bancarios y uno que otro muchacho en la “edad del pavo” que, acompañado de su padre –quien no desaprovechaba la ocasión para pegarse una buena cacha- esa noche se convertiría en hombre.

En aquella época existía una especie de acuerdo tácito entre los puteros y la autoridad, quienes, al estar la prostitución recluida en los burdeles, se limitaban a cerciorar la existencia de condiciones mínimas de aseo, como la ausencia de menores en la actividad, lo que lamentablemente, muchas veces no se cumplía. Los fiscalizadores sanitarios fueron los encargados de apersonarse periódicamente en las casas de remolienda, quienes eran cortésmente “atendidos” por la doña del local, cultivando así una relación de colaboración mutua.


Actualmente, la práctica del oficio más antiguo del mundo es muy distinta a lo anteriormente retratado. Con la llegada de la dictadura y su afán “moralizante” de la plebe “degenerada”, se sepultó la rica bohemia santiaguina y con ella, a las casas de putas. La asidua clientela se vio huérfana, sola con el recuerdo de las interminables noches de sexo sin condón, a capela, donde la paga de fin de mes permitía darse un gustito irreemplazable. La prostitución salió de burdeles para aterrizar en las calles, lo que a todas luces trae consigo la falta de control de la actividad, desde un punto de vista sanitario, como por el abuso de menores.

Basta echar una hojeada a los avisos económicos de diarios como Las Ultimas Noticias o La Cuarta, para encontrar una amplia gama de oferta sexual. Sin embargo, esto no significa una apertura mental ni el reconocimiento de una realidad conocida por todos. Los avisos se valen de contemporáneos eufemismos como “relaxs” o “masajes”, para invitar a los lectores a pasar una noche, o un rato cortito durante la hora de almuerzo, a cumplir sus deseos carnales a cambio de unas lucas.


La prostitución no está tipificada como delito en la legislación chilena, sin embargo, si la explotación sexual de otros –la labor de los chulo y chulas- como también la trata de blancas y la prostitución infantil. El ofrecer servicios sexuales en la vía pública es considerado como falta leve. A pesar de ello, quedan importantes vacíos legales en torno a la actividad, sobretodo en lo que concierne las condiciones sanitarias en las que se realiza.


La sociedad chilena ha experimentado grandes cambios en relación a libertad sexual y la apertura a aceptar hechos antes considerados tabú. Por esto, parece inaceptable el que no se tomen medidas que apunten a regularizar la prostitución, haciéndose cargo de una realidad innegable presente desde el comienzo de nuestra historia y que, sin lugar a dudas, permanecerá en el futuro.

Pasión de carne y fierro

Por Gonzalo Pérez.
En la película Crash, dirigida por David Cronenberg, James Ballard (James Spader) es un productor de cine que al momento de sufrir un choque en su automóvil se inserta en extrañas experiencias sexuales.

A partir de este accidente y cuando conoce a la Dra Remington (Holly Hunter), con quien había chocado, se acerca a un grupo de personas, liderados por un tal Vaughan (Elias Koteas), que se excitan sexualmente con accidentes automovilísticos y con las personas involucradas, llegando incluso a recrear colisiones de fatales desenlaces.

Cuando Ballard se inserta en este fetichismo, ligado a la carne mutilada, los fierros de prótesis, el sadomasoquismo y el voyerismo, encuentra el real sentido del sexo y el placer.

Cronenberg, que llevó al cine la novela homónima de J.G. Ballard, hace una fuerte crítica de cómo es concebido el sexo en una sociedad cada vez mas “libre” de tabúes, llevándolo a extremos de morbosidad como lo es gozar con choques de autos, excitarse con cicatrices, prótesis y todo lo que haya tenido relación con este tipo de colisiones.

Como lo menciona Vaughan, líder de este “club” de adictos a los choques de autos, “la colisión de un auto es un evento más bien fecundador antes que destructivo. Una liberación de energía sexual que media la sexualidad de los que han muerto con una intensidad que es imposible tener de otra forma”. De esta forma, en esta formidable producción se demuestra la justificación de prácticas sexuales miradas como anormales, pero que permiten a la gente que las lleva a cabo encontrar un punto máximo de intensidad y goce. Los fetiches, el sadomasoquismo y el voyerismo, en este caso, son vistos como una especie de medicina para los perturbados personajes que sólo buscan una cuota de felicidad dentro de una sociedad en que se encuentra todo pactado y normado.

Con la brillante dirección de Cronenberg, la fotografía de Suschitzky y la música de Howard Shore, Crash adquiere una trama aún más intensa. Gracias a los factores técnicos aportados por estas tres personas la morbosidad se incremente aún más, permitiendo que los fierros, tema central del fetiche de los personajes, tengan un cierto grado de erotismo y esteticismo al momento de observar tan poco delicado material

El director canadiense nos muestra a través de esta película el escape de las rutinas, cómo encontrar y recuperar la felicidad a través de estos fetiches, que nos lleva a ver relaciones homosexuales, infidelidades y orgías, siendo estas las que guían y le brindan la trama a una de las obras maestras de Cronenberg.

Ficha Técnica

Dirección: David Cronenberg
Producción: David Cronenberg
Guión: David Cronenberg
Música: Howard Shore
Fotografía: Peter Suschitzky
Reparto: James Spader (James Ballard), Holly Hunter (Dra Helen Remington), Elias Koteas (Vaughan), Deborah Kara Unger (Catherine Ballard), Rosanna Arquette (Gabrielle).
País:Estados Unidos
Año: 1996
Género: drama
Duración: 100 min.